Presentación

Empiezo a escribir este blog con la idea ofrecer una explicación de algunos pequeños  comportamientos que se dan en el mundo de la empresa,
a través de una comparativa con situaciones que se viven practicando deporte.

Sé que ya hay muchos blogs similares, artículos en prensa y  libros sobre el tema. Lo sé y no pretendo descubrir la pólvora ni llevarme ningún
premio. Lo que sí quiero es verlo todo desde una visión del deporte amateur y del currito de a pie. No busco hacer comparaciones entre un consejero delegado
y Pep Guardiola o José Mourinho, primero porque no sabría y segundo, porque hay menos consejeros delegados que currantes que sufren para llegar a fin de mes, y
menos  Guardiolas y Mourinhos que personas que se toman el fútbol como esa mañana de domingo para jugar con los amigos un partido y tomarse unas cañas al finalizar. Tampoco quiero hacer grandes
disertaciones sobre que la clave del éxito la Selección Española de Baloncesto es el trabajo en equipo y que son grandísimos amigos, ni el afán de superación, ambición y humildad de Rafa Nadal. NO.

Lo  que me planteo es más básico y es, simplemente,  reflejar la experiencia y las vivencias de un practicante del deporte de manera “amateur” (o simplemente
por ocio y diversión) y reflejar también la visión de un trabajador de los Recursos Humanos que tiene que analizar los comportamientos del personal de su
empresa y de los candidatos que optan a trabajar en ella. Y lo hago como una persona que en las carreras populares en las que participa queda en la mitad de
la clasificación y como un profesional de los RRHH que tiene un rol de técnico y no tiene responsabilidad sobre las personas. (Ah, en el partido de baloncesto
que he jugado con mi equipo hemos perdido por 20 y esto no quiere decir ni queseamos malos, ni poco ambiciosos.) Fdo: Pablo Sastre Pacheco

Anuncios