Planifica tu maratón

El otro día hablaba de lo que nos aportaba correr, y en primera instancia indicábamos  que una capacidad para superar los momentos de debilidad mental en los que nos entran ganas de abandonar.

Hace unos meses corrí mi primera maratón y al finalizarla todos mis contactos me preguntaron qué si estaba muy cansado, qué como había podido correr 42 kilómetros, qué como la he terminado siendo diabético… y la respuesta está clara. ¡¡¡PREPARÁNDOME!!!

Como os podéis imaginar, no puedes correr una maratón sin haber seguido un entrenamiento especial. Digo especial, pero lo que mejor lo definiría sería un entrenamiento CONSTANTE. Para preparar una maratón popular  y llegar sin grandes sufrimientos independientemente de la marca que quieras hacer, has de dedicar a prepararla como poco 12 semanas, saliendo de 3 a 5 veces por semana y corriendo entre una y dos horas cada vez que sales. Has de tener muy claro que tu carrera
objetivo son los 42km , y no otras carreras que tienes entre medias. Ese día es el día clave, ahí es cuando tienes que responder.  Para ello, puedes ponerte algún objetivointermedio como correr una media maratón en un tiempo determinado o una carrera más corta a un ritmo más rápido, pero todo tiene que entrar dentro de una buena PLANIFICACIÓN.

Un error que se comente muchas veces en la preparación de una maratón o cualquier carrera es querer hacer todos los entrenamientos a un ritmo más rápido de lo recomendado. Creemos que hemos de entrenar al mismo ritmo de carrera, pero haciendo esto solo conseguiremos fatiga, y posibles lesiones que nos impedirán llegar a nuestro objetivo.  Nos pensamos que hemos de seguir mejorando también nuestras marcas personales en carreras de 10 kilómetros y otras distancias. Esta ansia y estas prisas pueden hacer que echemos por tierra semanas y kilómetros de entrenamiento.

Esto nos pasa a menudo en el trabajo cuando no sabemos distinguir entre el famoso cuadrante de IMPORTANTE/URGENTE, tantas veces repetido y en el momento de la verdad tantas veces olvidado.

Nuestro objetivo final debe estar siempre en la cuadrícula IMPORTANTE/NO URGENTE, y lo que tenemos que hacer ahí es planificarlo con cabeza. En nuestro caso en este lugar cae la maratón, ya
que no es urgente porque en 3 meses me la puedo preparar, pero sí que la hemos considerado como  muy importante.

¿Qué pasa cuando hacemos cosas urgentes/no importantes? Pues que quitamos tiempo de preparación de nuestra meta final. Corremos carreras menores a ritmos poco adecuados y eso va a hacer que lleguemos lesionados o fatigados, cortando toda la planificación. Estas carreras cortas pueden ser las que nos aparten de la meta, al igual que en el trabajo lo son las interrupciones de compañeros, reuniones poco estructuradas,trabajos poco importantes pero que no delego (mails, llamadas más largas con los proveedores, clientes, alguna visita…) Queremos abarcar nosotros todo el trabajo al igual que queremos ir en todos los entrenamientos al ritmo de carrera, olvidando y apartándonos de la meta final.

Contaré el caso que vi cuando corrí los 42 kilómetros. En carreras populares te van sonando las caras del resto de corredores e incluso haces amistad con algunos de ellos. Cuando corrí la maratón  adelanté a un corredor que en el resto de carreras siempre hace mejores marcas que yo. Le adelanté en el kilómetro 34 porque estaba haciendo ejercicios de estiramiento por tener problemas en los gemelos. Al finalizar me enteré que había corrido la media maratón 15 días antes de la gran prueba haciendo su mejor marca personal. Una de las cosas que me habían recomendado a mi fue la de no correr ninguna carrera a ritmo fuerte en las 3 semanas de antes  bajando el ritmo e intensidad de entrenamiento los 15 días antes para que no nos pase  factura en el día clave. Y yo pregunto, ¿cuántas veces en el trabajo nos ha podido el ansia, no hemos delegado tareas o nos hemos entretenido haciendo tareas mejores? ¿cuántas veces no hemos llegado a tiempo en un proyecto que teníamos a largo plazo?

PD para algún curioso

Aunque no hice una marca buena en el maratón no tengo problema en decirla, ya que cumplí con los objetivos que mehabía marcado.

1)Terminar la maratón.

2) No pararme por problemas de azúcar.

3) Hacerlo en menos de 4 horas. (3 h y 57 minutos con la sensación de poder haber hecho una mejor marca)

Anuncios