Esto lo tengo dominado

Siguiendo con la última entrada que publicamos y apoyándome en una frase de un proveedor de servicios de RRHH de mi empresa escribiré esta pequeña entrada en la que haré referencia a la falsa creencia de que tenemos las tareas dominadas cuando realmente no es así. En las fases de los estados de aprendizaje, puede ser ese temido paso del conscientemente competente al inconscientemente incompetente del que ya hablaremos en un futuro.

Recuerdo cuando era un crío y empezaba los entrenamientos de baloncesto en el colegio en el mes de septiembre lo hacíamos con ejercicios básicos de bote con la mano derecha, bote con la mano izquierda, cambio de dirección … No importaba cuantos años lleváramos jugando al baloncesto o si sabíamos botar ya la pelota con la izquierda; lo repetíamos como si fuéramos principiantes, algo que a decir verdad no conseguí comprender muy bien ya que siempre pensaba que eran ejercicios que tenía dominados y que no era necesario practicarlos demasiado. Por el contrario, ansiaba que me enseñaran jugadas, alguna táctica nueva, nuevas defensas, practicar los tiros en suspensión… Más tarde, cuando en los partidos perdías un balón por no proteger bien el bote o hacías un mal cambio de dirección que hacía que se te escapara la pelota agachabas la cara avergonzado por no aguantar la mirada acusadora de tu entrenador que se traducía en “ves como no lo tenías dominado, creído”

Muchas veces vamos a los cursos de formación que nos puede dar la empresa y salimos con sensaciones similares a las de volver a practicar el bote; “no me han enseñado nada nuevo, esto yo ya lo sabía, esto lo hacemos todas las semanas…” Bien es cierto que muchas veces se puede tener su parte de razón pero hemos de ser conscientes que en todo curso podemos aprender cosas nuevas, recordar cosas que tenemos olvidadas, o aprovechar para seguir practicando y mejorando las cosas que realizamos normalmente. Esto es lo que muchas veces se nos olvida en el trabajo, que para seguir mejorando y seguir siendo competitivos en nuestro puesto tenemos que seguir entrenando, practicando y mejorando nuestras técnicas. Ocupemos la posición que ocupemos debemos de entrenar nuestros conocimientos (practicar con aplicaciones o programas informáticos, repasar legislación que manejamos…)o nuestras habilidades (preparar una entrevista con un cliente, entrenar o seguir reciclándonos en  nuestras habilidades directivas…)

 ¿Qué creéis que hace Rafa Nadal al día siguiente de ganar un torneo de Grand Slam?  ¿entrena los golpes que ya conoce y domina o trata de inventar algún golpe nuevo? Vuelve a entrenar los golpes de derecha, de revés; intenta hacer una pequeña corrección en la técnica de saque, volea… pero sigue entrenando las acciones que domina a la perfección, sigue entrenando los golpesque empezó a trabajar desde niño. ¿por qué somos tan reacios entonces a seguir entrenando y reciclándonos en  nuestros acciones o conocimientos?[

Anuncios