Resetea tus limitaciones

Emil Zatopek corría su primera Maraton en los Juegos Olímpicos de Helsinki después de haber ganado la medalla de oro en las pruebas de 5000 m y 10000 m. Desde el primer kilómetro de la maratón el británico Jim Peters,  máximo favorito y recordman del momento, empezó a marcar un ritmo muy rápido para la prueba. Después de 15 km y debido a que no había corrido nunca una maratón, Zatopek se acercó a Jim Peters a preguntarle si el ritmo que  llevaban era suficiente y éste contestó. “Demasiado lento”. Zatopek, dudando de su respuesta le volvió a preguntar .”¿Estás seguro que es lento?”, y el corredor británico volvió a responder “Muy lento”. Al pensar Zatopek que realmente era un ritmo poco adecuado para un maratón, cambió la zancada en el km 20 y consiguió ganar la medalla de oro batiendo el Record del Mundo.

Recuerdo una entrevista a un candidato para un puesto comercial en que éste me decía que poseía el record de ventas de su región. Cuando le pregunté como lo hacía y cual era el secreto simplemente  me explicaba: ” La empresa me dijo que el promedio de ventas era de 7 productos al mes pudiendo llegar los buenos vendedores a conseguir 10 al mes. Yo me propongo como objetivo 20.” Y es que muchas veces necesitamos desconocer nuestros límites  o al menos no ponernos topes y creer que podemos conseguir grandes metas.Ser fuerte

Probablemente para otros compañeros 20 ventas al mes les podía parece una cifra imposible de alcanzar  siendo ese pensamiento el que actúa como principal freno a la hora de conseguir mayores objetivos. ¿Qué hubiera pasado si Jim Peters hubiera dicho a Zatopek que el ritmo que llevaba era muy alto? Seguro que habría bajado el ritmo de carrera temeroso que pudiera desfallecer en la última parte de la prueba, pero gracias al desconocimiento y a una seguridad en sus fuerzas, pudo ganar el maratón estableciendo una nueva plusmarca olímpica.

No me gustaría que la gente se confundiera y empezara a tomar decisiones sin analizar consecuencias confiando solo en una pasión y un romanticismo poco funcional. Yo mismo he twitteado y escrito alguna vez sobre la motivación como elemento imprescindible para alcanzar retos pero a día de hoy creo que estamos bombardeados por mensajes de persecución de sueños que pueden despreciar concienzudos análisis de la realidad animando a las personas a saltar al vacío con la única red de sus propias creencias. No te pongas límites pero basa en algo tus predicciones. Puedes basarte en la experiencia propia o ajena,  la situación del mercado,  una estrategia bien elaborada o  en el consejo de un experto como se basó Zatopek para creer que podía o debía ir más rápido si realmente quería ganar.  Rechaza al menos la primera cifra o meta que te planteas y piensa después si realmente puedes conseguir algo más: Si me planifico para conseguir 10 ventas al mes es probable que llegue a 10, 12 o incluso 15 ventas, pero es prácticamente imposible que consiga 20. No saltes al vacío pero cuestiona tu límite inicial y planificate para superarlo.

Bueno, mañana salgo a correr 50 minutos… Mmmmm ¿seguro que solo puedo 50 minutos?

Anuncios