¿En qué me parezco a Lance Armstrong?

Como Lance Armstrong, yo tampoco he ganado ningún tour de Francia y si, yo como Lance Armstrong también me puedo ver presionado y dominado por las motivaciones extrínsecas de un puesto de trabajo (dinero, status, reconocimiento…) que puede llevar a buscar ayudas extras para rendir más en mi puesto de trabajo o actuar de manera cuestionable.

Hace unos meses salía la noticia de un becario en Londres que moría en su puesto de trabajo después de estar varios días seguidos trabajando sin descanso. El pasado mes de diciembre, otra joven indonesia fallecía después de trabajar 30 horas seguidas, afirmando sus compañeros de trabajo que consumía demasiadas bebidas energéticas. Pero ¿quién en su puesto de trabajo o en su vida diaria no ha abusado del café en alguna ocasión para vencer el sueño que nos impide continuar con nuestros quehaceres diarios? ¿Cuál es el motivo para que llevemos al límite a nuestro cuerpo?

Reconocimiento, triunfo, dinero… Muchas son esas motivaciones externas que dirigen nuestras conductas y que vividas en un entorno específico hacen que nos comportemos  opuestamente David Millara los principios que creíamos tener más arraigados . Así mientras un deportista se puede ver recurriendo a la toma de sustancias y métodos ilícitos que mejoran el rendimiento, nosotros nos apoyamos en café y bebidas energéticas (obviaré otras sustancias) que nos ayuden a estar más despiertos o ampliar nuestras jornadas de trabajo, no solo eso, nos metemos en luchas de poder y prácticas deliberadas poco éticas para conseguir ascensos, aumentos salariales o colgarnos esa medalla que no nos corresponde. En los deportes en general y en el mundo del ciclismo en particular hay frases hechas que cada uno se puede creer o dejar de creer como ” Nadie gana una Gran Vuelta sin ir Dopado”, ” Es imposible correr una etapa de 200 km y 4 puertos de montaña a base de espaguettis”; mientras que en la vida y en el mundo laboral  hay otras frases como “Nadie se hace rico a base de trabajar” “Si ese está ahí arriba es que conoce a alguien” “Ese es un trepa” etc. No voy a entrar en debate si realmente ocurre esto en el ámbito deportivo y profesional simplemente me quiero centrar en ¿por qué puede pasar?

Dureza de pruebas

Parece que se está reduciendo el kilometraje en muchas etapas de las grandes vueltas,  basta ver que las últimas ediciones del tour de Francia han tenido 200 kilómetros menos que ediciones de los años 90 o primer lustro de este siglo, ¿ puede esto contribuir reducir la toma de sustancias dopantes?  exigencias menores en sus puestos de trabajo ¿ podrían haber salvado la vida al becario antes mencionado y a la trabajadora aficionada a las bebidas energéticas?

Limitación de recompensas externas

En el documental “Pedaleando en la Oscuridad” de Informe Robinson David Millar reconoce valientemente que la toma de sustancias prohibidas fue debido, entre otros motivos, a la necesidad de mantener un determinado ritmo de vida y al deseo y ansias de victoria. Los contratos que les ofertan los patrocinadores o los clubes si consiguen una determinada marca o un determinado triunfo hacen que la tentación de consumo sea cada vez más fuerte entre un deportista. Sé que es una utopía pero limitar los salarios y premios puede ayudar que la relación coste-beneficio se decante del lado del coste llevando así a pensarse el consumo de determinadas sustancias  por parte de un deportista. Muchas son las personas que al preguntarle donde le gustaría llegar en la empresa no se ponen límites y les gustaría llegar a lo más alto; y algunas de esas personas se dejan llevar por la codicia para actuar de manera poco ética para conseguirlo. Uno de los motivos puede ser que en el 2013 los Directivos Españoles tuvieron un aumento de sueldo del 7 % mientras que el resto de trabajadores lo vieron disminuido. ¿limitando las brechas salariales podríamos hacer que este comportamiento no fuera tan deshonesto e inmoral? Si no voy a tener un gran reconocimiento o aumento salarial tan grande, ¿ merece la pena renunciar a tu ética para llegar a lo más alto?

Recompensa el esfuerzo

El premio de la combatividad en las grandes vueltas ciclistas  se otorga en los últimos años por medio de un jurado  con la idea de reconocer al corredor que más ha luchado en la etapa por medio de escapadas e intento de dar espectáculo. Es una forma de recompensar la entrega de un profesional que a veces consigue su objetivo de ganar la etapa pero que al menos, siempre se lleva un dinero, reconocimiento y publicidad para los sponsor. Premiar no solo los logros finales es una manera de recuperar esa motivación y pasión por el trabajo y que a la larga llevará también a cumplir los objetivos. Si a un ciclista se le dice que ha de dar espectáculo y atacar para meterse en escapadas es más probable que consiga el triunfo final  que si no lo hace; y si en lugar de tener como objetivo vender más se buscara sonreír y tener una mejor atención  a todos los clientes es muy probable que se aumentara el número de ventas de cualquier producto o servicio.

En el documental, David Millar decía que tras ganar medalla en el Campeonato del Mundo Contrarreloj no se sintió feliz, simplemente aliviado por haberlo conseguido, había dejado de disfrutar del deporte que había amado. Reflexionemos y tratemos de dar más peso a las motivaciones intrínsecas confiando que éstas no sean tan poderosas para actuar en contra de nuestras pasiones .

En clase de Psicología del Dopaje nos pusieron este trailer. ¿Qué harías tu?

PD: ¿Sabías que puedes dar positivo en cafeína tomándote 3 cafés un poco antes de un control antidoping?

Anuncios