Cuando se ha ganado todo…

Tras su novena victoria en Roland Garros escribía en mi cuenta de twitter que parte del éxito de Rafa Nadal es jugar cada partido como si fuera el último y vivir cada triunfo como si fuera el primero.

Hace unas semanas Vicente del Bosque declaró que “la motivación de los jugadores ya no es la misma” .

Al ser preguntados por retorcidos periodistas, jugadores del Real Madrid contestaban que “si hay que elegir, prefiero la décima al mundial”. Se puede decir que a la Selección le ha faltado parte del espíritu de Nadal , no solo para ganar, sino para ser más competitivo. Y es qué ¿Cómo motivar o motivarse cuando se ha ganado todo?

Selección 2008-2014

Foto de la selección desde 2008-2014

Sentirse Importante

Una de las claves para tener motivado a un equipo de trabajo es hacerles partícipes en la ejecución y en la toma de decisiones. Cuando se alcanza cierto grado de experiencia o conocimiento nos gusta que nos pidan opinión, sentirnos importantes en las tareas grupales, que se implanten nuestras ideas. No importa qué nivel de responsabilidad tenemos, hemos de sentirnos útiles y ver reflejado nuestro granito de arena. Sabiendo del Bosque que la motivación de los jugadores no era la misma ¿tenía que haber hecho que más jugadores se sintieran importantes en la selección?

Aunque se ha echado de menos alguna cara nueva, quitando 2-3 jugadores , creo que pocos españoles nos quejamos de la lista que dio el seleccionador semanas atrás. La idea era seguir apostando por el bloque que tantos éxitos nos ha dado. Pero, sabiendo como podían estar motivados los jugadores,  creo que era la situación idónea para sacar de titulares desde el primer partido gente con experiencia que no ha tenido tanto protagonismo en anteriores fases finales: Mata, Cazorla, Javi Martínez, Cesc… Con esto, se podía sorprender algo al rival;  tenías jugadores con el estilo de juego de la selección, experimentados y con una mentalidad más competitiva. Además, se hubiera empezado sin darnos cuenta con el relevo generacional que iba a ser necesario después de este mundial

Tareas Pequeñas

A vueltas con Nadal y la motivación que le mueve para seguir ganando, nos dice. ” Si crees que no puedes mejorar, no sabes nada de la vida”. Nadal.

Cuando alcanzamos un éxito, es difícil volver a motivarse si nos fijamos el mismo objetivo y de la misma manera. Hablábamos en post anteriores sobre la necesidad de ponernos objetivos de rendimiento y no de resultado. Si ese objetivo de resultado ya se ha logrado, más motivos aún para que no nos centremos sólo en ganar. Entonces hay que poner todo nuestro esfuerzo en pequeños objetivos de rendimiento como: Estar concentrados todo el partido, mantener la intensidad, correr tras la pelota aunque sepa que no llegue, presionar a mi atacante desde el primer minuto…  Una vez que los tenemos , nos habremos de fijar metas pequeñas dentro de un partido/entrenamiento que nos ayuden a mantener la tensión por la victoria : Goles de estrategia, de falta o  centros por las bandas pueden llevarnos a dar lo máximo del equipo

Si caemos en la rutina y no encontramos nada que nos anime a seguir dando lo máximo en nuestro día a día, hemos de dividir el trabajo pequeñas tareas y analizar en cuales tenemos que mejorar. Puede que así seamos más ordenados;  o hagamos un informe más detallado;  o atendamos a un cliente más amablemente. Puede que así, consigamos ser más productivos; o nuestro jefe nos felicite por ser tan preciso; o incluso consigamos recuperar un cliente. Pero sobre todo, puede que así tengamos motivos para seguir adelante cuando decae nuestra motivación

 Sé que soy oportunista al escribir tras la derrota, como todos los españoles. Por eso hemos estado cantando durante 6 años seguidos el “Yo soy español, español..” famoso.  Pero no seré yo el que critique a Del Bosque ni a los jugadores que han logrado lo más parecido a una España unida. No les critico porque creo que lo que ha sucedido ha ocurrido antes a otras selecciones campeonas del mundo y otros equipos. Leí en su momento unas declaraciones de Guardiola  que una de las razones por las que abandonaba el Barça era porque le costaba seguir motivando a sus jugadores. No les critico porque creo que nos sucede a todos en nuestro trabajo independientemente del sueldo que cobremos. Así que recuperemos la motivación por  mejorar y ganar. Pongamos la vista en la Eurocopa de Francia 2016  y planteemos puntos de mejora. El mundial de Brasil es historia para España, al igual que el de Sudáfrica y las últimas 2 Eurocopas.
Anuncios