…¿Se acabó?

En unas horas se termina el Mundial de Baloncesto. ¿Se ha terminado también la generación de oro del baloncesto español? No me suele gustar utilizar la palabra fracaso, pero si que ha sido una decepción muy grande para jugadores y afición española el no haber logrado llegar a la final . Una decepción igual de grande que la de la selección de fútbol,

España tras caer eliminada ante Francia. FOTO Juanjo Martín EFE

España tras caer eliminada ante Francia. FOTO Juanjo Martín EFE

ya que aunque el baloncesto no tiene el reconocimiento mediático del fútbol, el  ser el país organizador aumentaba la ilusión de los seguidores españoles.Me incluyo entre los que pensábamos que era imposible que a los chicos del baloncesto les pasara lo mismo que a los de fútbol. Una fuerte cohesión de equipo, más torneos jugados, una primera fase brutal y un talento individual que hasta la semana pasada parecía inagotable,eran motivos suficientes para creer en ellos Pero haciendo un análisis, tanto en frío como en caliente, se llegan de nuevo a lecciones que podemos sacar y hemos de aplicarnos todos:

PLANTEAMIENTO Y ESTRATEGIA

En una empresa, cuando no se tiene una estrategia y un camino para conseguir los objetivos marcados, tarde o temprano salen las carencias de la organización. Si las cifras son las esperadas, se pasa por alto ese déficit en la atención al cliente o en el servicio o producto que se vende. Pero esas carencias saldrán a la luz más pronto que tarde arrastrando cuesta abajo a la cuenta de resultados. La Selección Española pudo sufrir eso en el pasado Europeo. Conseguir una medalla de bronce en 2013

con las ausencias de Gasol, Navarro, Ibaka y Reyes (aunque visto lo visto, no sé si hubiera influido mucho la participación de Felipe), sirvió para esconder una falta de madurez en la dirección de la selección. Una vez más, primó más el resultado que el desempeño. ¡¡Cuánto daño hace en empresas y clubes deportivos dejarse llevar por las cifras sin analizar la manera en la que se ha trabajado previamente!!! Ese fue el principal error, la ausencia de un líder en el banquillo que articulase todo el potencial individual de la selección. Y eso sí que se veía venir desde atrás. Si uno visita los anuncios de empleo, siempre se pide experiencia demostrada a la hora de aplicar a  puestos clave , y casi siempre en empresas de similares magnitudes y realizando las mismas funciones. ¿Tenía el seleccionador actual ese aval para un evento de estas características? ¿Eran suficiente una experiencia  en el Estudiantes donde fue sustituído, y una victoria en el Europeo sub-20 donde su máxima estrella (Mirotic) está “reñido” con la Federación?

CAPACIDAD DE REACCIÓN

Si ofreces lo mismo a un cliente año tras año, es muy probable que pierdas valor y se busquen otros proveedores más modernos, más baratos o que les ayuden a cubrir las necesidades del hoy, no las del ayer. El sistema de competición de este Mundial hacía que previsiblemente te enfrentarás en los cruces a los mismos equipos con los que habías disputado la primera fase. Así fue. España ganó al actual campeón de Europa por 24 y en menos de una semana tuvo que enfrentarse de nuevo a ellos. No era descabellado pensar que jugarían  y prepararía el partido de manera distinta esta vez. Un planteamiento táctico y mental en el que se hubieran trabajado diversos escenarios de partido, habría hecho que los jugadores mantuvieran la concentración e intensidad necesarias.

Las palabras del seleccionador en las que decía que “en los partidos anteriores las rotaciones funcionaron (tras la derrota)” , o previas al partido “no creo que Francia tenga muchas cosas guardadas”  o ” no me preocupa el tiro exterior porque sé que entrarán cuándo sea necesario”, te llevan a creer que no se trabajaran  supuestos como “que haríamos si empezamos el partido perdiendo por 10” o “qué haríamos si no acertamos desde el triple”.

HUMILDAD

Suministrar elogios a un empleado puede hacer que decaiga su productividad si éstos no son bien administrados.  El empleado puede llegar a percibir que no hay margen de mejora, por lo que su motivación y capacidad de esfuerzo disminuirán. En la víspera al partido de cuartos, el propio seleccionador dijo que “Mi generación solía perder en cuartos, pero éstos…” Aunque esas afirmaciones demostraban la fiabilidad histórica de la selección, un entrenador debe evitar esas declaraciones porque restas motivación a tu equipo a la vez que aumentas la del rival. Si quieres dar confianza a tus jugadores, a tus empleados o subordinados, elogiales sin desmerecer a terceras personas y hazlo de manera específica, y a ser posible por acciones y rendimiento, no por resultados. Decir a un empleado que se está muy contento con el esfuerzo que ha realizado en los últimos meses, detallando la acciones que ha realizado ; es más efectivo y motivador que decirle qué es un trabajador fantástico por el proyecto conseguido.  Realmente, no creo que los jugadores de baloncesto de España sean prepotentes, pero el cuerpo técnico debe saber gestionar los elogios recibidos por prensa, Federación y afición, al igual que debería saber gestionar las críticas en caso que fuera necesario.

 CONFIANZA EN TODOS LOS MIEMBROS

Pertenecer a un equipo de trabajo y no ser partícipe de los proyectos, es uno de los motivos por el que empieza a haber fisuras en los equipos de trabajo. ¿Habla su jefe con usted lo mismo que con el resto de compañeros? Un líder tiene que hacer sentirse importante a todos sus miembros. Está claro que cada uno tiene que tener un rol y unas funciones, pero será responsabilidad del líder el explicar qué quiere y porqué es necesario cada trabajador.Para dar confianza , también se ha de delegar funciones cuando la ocasión lo requiera, porque el objetivo de un jefe ha de ser crear futuros líderes. Volviendo a la primera fase del Mundial, hubo 3 jugadores que apenas entraron en las rotaciones del seleccionador español. Esto puede ser algo lógico ya que no pueden jugar todos, pero cuando los partidos se ganan por más de 20 puntos y tienes calidad en el banquillo, resulta extraño que no se dé más confianza a los suplentes a la vez que descansan los titulares.  Un análisis en la Premier League de fútbol señalaba que los entrenadores hablan hasta 7 veces más con los jugadores considerados “estrella”. Dedicar tiempo a la comunicación con cada uno de los miembros del equipo, hará que  se mantengan fidelizados e identificados con los objetivos de la empresa, club o selección.

Al caer España eliminada , todos hicimos un paralelismo con lo sucedido en Brasil a principios de verano. De hecho el post es muy similar al que escribí cuando fue eliminada España en el mundial de Fútbol. Han sido decepciones  parecidas en los doloroso y en la manera de producirse  pero que nos sirven para, utilizando la palabra fracaso, dejar la siguiente frase célebre:

Imagen sacada del blog: elemprendedorinversor.wordpress.com

Imagen sacada del blog: elemprendedorinversor.wordpress.com

Anuncios