It´s not my job

Me resulta curioso entrar en un restaurante o cafetería y que un camarero venga a tomar nota solo de las bebidas. Da igual que ya sepas lo que vas a comer del menú, tienes que esperar a que otro camarero o el encargado te tome nota de los platos que vas a pedir. No importa que tengas prisa y que el encargado esté saturado de trabajo y no te atienda. Toca esperar aunque haya otros camareros libres que puedan atenderte. Otras situaciones curiosas, por no decir desesperantes, ocurren en algunos centros públicos. is not my jobSe me ha dado el caso de ir a recoger unas recetas como enfermo crónico y decirme que la persona que se encarga se ha ausentado un momento. Tras cinco minutos, cuando viene la persona que ha de dártelas, simplemente saca las recetas de una caja a la vista de todos los trabajadores y te la entrega sin apuntarla en ningún registro. ¿falta de interés o excesiva “especialización” de los trabajos?

Aunque esta semana Tavares ha capturado 18 rebotes, Dani Díez pelea por ser el máximo reboteador en la Liga ACB. Bueno, Liga Endesa que para eso pone el dinero. El joven jugador del GBC puede convertirse en el primer alero que se hace con el título de máximo reboteador. Es una clasificación reservada a los pívots que por su envergadura y posición de juego son los que tienen el rebote entre sus responsabilidades principales. Sin embargo, dudo que alguien le haya dicho a Dani Díez ni a ningún jugador exterior de baloncesto que no entre al rebote. También veo difícil que sus compañeros pívots sean tan celosos de su trabajo y desaprueben el esfuerzo del alero por sumar al objetivo común del equipo.  dani diezMal es la situación de un equipo deportivo cuando no se asumen responsabilidades conjuntas. Al igual que un base en baloncesto ha de pegarse por el rebote cuando sea necesario, un delantero en fútbol ha de defender cuando la ocasión lo requiera.

El realizar funciones que a priori no están en nuestra descripción del puesto de trabajo, no tiene que significar asumir responsabilidades para las que no estamos cualificados. Realizar otras funciones, significa comprometerte con el equipo, interés por crecer, orientación al servicio, atención al cliente…Alguien puede temer el perder estatus al haber otra persona que colabora y asume esporádicamente sus funciones. En ese caso, se ha de centrar en buscar como mejorar en su trabajo, no de impedir una ayuda para obtener un mismo objetivo común. Otras veces, pasa lo contrario. No nos involucramos porque me están pidiendo algo que corresponde a alguien que considero de una categoría inferior. Si alguien se equivoca y llama a mi extensión preguntando por alguien de otro departamento, ¿le doy el teléfono de recepción o pierdo 20 segundos buscándolo en la intranet de la empresa?

Y es que ¿cuántas veces nos desentendemos de un proyecto o un proceso cuándo ya hemos cumplido nuestra parte del trabajo? Parece que nuestro objetivo no es que un proyecto salga, sino que el proyecto no fracase por nuestra culpa. Si es por culpa del departamento de al lado, a nosotros que no vengan a pedirnos cuentas.

Es muy ilustrativo el ejemplo de Spiderman, (en cualquiera de sus versiones) cuando no hace nada por detener a un ladrón porque ese “no es su problema”. Justo después ese ladrón mata a su tío. Si te niegas a hacer algo porque piensas que no es tu trabajo,  las consecuencias repercutirán sobre ti de una u otra manera.

Foto:www.noticiasdegiupuzkoa.com

Anuncios