Rossi .¿Responsabilidad externa o interna?

Con 36 años, 9 mundiales a sus espaldas y millones de seguidores que lo adulan, nadie va a cambiar ahora a Valentino Rossi. Siempre había sentido simpatía por Il Dottore. Su pilotaje y resultados hacía que se pasara por alto cualquier acción polémica o falta de respeto que hiciera a los rivales. La verdad es que lo veía como uno más en un circo en el que los pilotos empiezan a competir con 15 años para ser campeón del mundo a la vez que se juegan la vida a velocidades de vértigo. Lo más importante para llegar a la élite es ser competitivo. Y no dar muestras de arrogancia puede hacer ser considerado débil y que te coman terreno.rossi marquez

Puedo aceptar esta idiosincrasia del mundo del motor. Lo que me cuesta aceptar es poner únicamente el foco de tu derrota en factores externos. Los adelantamientos de pilotos tan agresivos y espectaculares como Rossi y Márquez, son para disfrutarlos aunque siempre lleven polémica. Las quejas de uno u otro son tan carentes de sentido como las de los grandes clubes de fútbol en las que insinúan que es siempre el otro el favorecido por árbitros o comités de competición.  Rossi ha perdido el mundial porque Lorenzo ha sido más rápido, de eso no cabe duda. También lo ha perdido por dejar de centrarse en si mismo, no centrarse en su carrera ni en su pilotaje y perder el control como le pasó en Sepang. No ayudará tampoco de cara a temporadas venideras el hecho de centrar su decepción en el contrario y no en él. Acusar a Márquez de escoltar a Lorenzo cuando éste fue el más rápido del fin de semana y ha ganado 7 grandes premios en 2015 es casi como quejarte del árbitro cuando has perdido 4-0 en fútbol.

Reconozco que me cuesta abstraerme de factores externos que influyen en mi rendimiento. Los partidos de baloncesto en los que me centro más en el árbitro son los que peor juego. Así mismo, las veces que se me encarga una tarea y empiezo con alguna queja porque no la entiendo o no la comparto, termino empleando más tiempo del necesario y obteniendo un peor resultado. Sin embargo, soy consciente de estas carencias y me responsabilizo internamente de lo que he obtenido. No he jugado bien, no porque los árbitros han pitado mal que pueden haberlo hecho, sino porque me he ido del partido y he estado más pendiente de lo que pitaban o dejaban de pitar. No he conseguido encontrar un candidato más rápido no porque el salario sea muy bajo, sino porque no he dedicado el tiempo suficiente a la búsqueda o no he sabido justificar adecuadamente que el salario ofrecido está por debajo de mercado.

Si tú, yo o Valentino Rossi nos centramos antes en nuestros jefes, proveedores, compañeros o rivales, estaremos tomando el camino equivocado en la búsqueda y consecución de resultados

Anuncios