¿Fracaso de Champions?

Hace dos años Simeone enviaba un mensaje tras ganar La Liga, “Si se cree y se trabaja, se puede”. Era la temporada de su ya célebre “Partido a partido” y esa filosofía la tomó como suya mucha gente que pasaba a ponerse objetivos a corto plazo para conseguir poco a poco las metas futuras.

Tras la Final de Milán, Simeone volvió a dejar varios mensajes.Éstos más manidos en el mundo del fútbol y en la vida en general, pero con un tinte más negativo y derrotista. “Perder dos finales es un fracaso”.”De los segundos no se acuerda nadie“. No sé si fue una excesiva autocrítica con la finalidad de obtener compasión o si realmente lo siente así.La verdad que  no encaja con los continuos mensajes que le caracterizan diciendo que sus rivales en Liga eran Villareal, Sevilla o Valencia y no Real Madrid o Barcelona. Tampoco va en la línea de reconocer como favorito al equipo contrario en las eliminatorias previas de Champions.

¿Solo vale el resultado?

Queda muy bien decir que solo vale ganar o que del segundo no se acuerda nadie. Si no lo dices, parece que eres conformista, no tienes hambre de triunfos o no das todo de ti mismo.cruyff holanda

Nunca vi jugar a Cruyff pero si que he oído hablar de sus subcampeonatos del Mundo con Holanda. Y cuando he oído hablar de ellos, ha sido con deleite y reconocimiento al fútbol realizado ya que dejaron una impronta futbolística que perduró casi hasta nuestros días.No me acuerdo de la plata de Los Ángeles 84 de la Selección Española de Baloncesto, pero si recuerdo  las platas olímpicas de Pekín y Londres y de como subía mi admiración por los Gasol, Navarro y compañía.No sé por qué, pero si escucho “El Super Depor” me viene a la cabeza el Deportivo de La Coruña de Arsenio Iglesias que perdió la Liga y no el de Irureta que la ganó años después.Aunque hace tiempo que no voy a ver una carrera ciclista, recuerdo ver más veces escrito en la carretera, con tiza y pintura de cualquier color el nombre del malogrado Chava Jiménez que el de ciclistas españoles que han ganado algún Tour o Vuelta.Vale que todos estos deportistas también han cosechado grandes éxitos y se han subido a lo alto del podio muchas veces, pero se les recuerda o recordará por las emociones que hicieron sentir a los  aficionados de un pueblo, una ciudad o un país entero.

Esta sociedad de por sí competitiva, no necesita estos mensajes de personajes tan influyentes como el entrenador del Atlético de Madrid. Los niños que le escuchan deben de primar el aprender antes que el aprobar, que el deporte en etapas formativas ha de servir para inculcar valores y socializar antes que para ganar. Los mayores, tenemos que centrarnos en trabajar duro, en dejar huella, en centrarnos en lo que está en nuestra mano para ser mejores en nuestro trabajo. Si nos enfocamos solo en el resultado y pensamos que seremos un fracaso si no lo conseguimos, estaremos echándonos encima una presión que incrementará nuestro nivel de estrés antes que ayudarnos a obtener nuestros objetivos. Se estará favoreciendo la competitividad interna en detrimento del trabajo en equipo. Se estará dando pie a la búsqueda de cualquier método o artimaña que ayude a obtener resultados; ya sea obtener una subvención, alcanzar algún ascenso profesional o incrementar las ventas, aunque la ética, la integridad e incluso la legalidad queden cuestionadas.

Por supuesto que me acordaré que esta Champions la ganó merecidamente el Real Madrid. También me acordaré que el Atleti hizo un campeonato merecedor del título y finalmente solo sucumbió en la tanda de penaltis.Me acordaré del gol de Saúl y de como eliminaron al Barça y al Bayern de Munich. También me acordaré que el Atleti consiguió que muchos madridistas se emocionaran y empatizaran con su dolor reconociendo su esfuerzo y coraje. Fueron segundos,  ¿y? ¿es esto un fracaso?.

Anuncios