Mi único error es no tener errores.

El miércoles pasado lo volvió a hacer. Sergio Llull metió la canasta decisllulliva en el encuentro europeo del Real Madrid de baloncesto. Un poco antes, había anotado también un triple crucial. Cuando en la entrevista inmediatamente posterior al partido la periodista hace referencia a estas acciones, Sergi resta importancia a su canasta y reconoce que previamente había fallado unas cuantas.

Cuando en entrevistas de trabajo pregunto a los candi
datos por un error que hayan cometido en su puesto de trabajo, rara es la vez que obtengo una respuesta que reconozca abiertamente un fallo. Los motivos pueden ser varios: Miedo a la evaluación negativa por parte mía como entrevistador; no ser consciente de haber cometido alguno relevante o no ocupar una posición que implique una toma de decisiones importante. En otras ocasiones , la respuesta es hablar un error que en realidad no es suyo sino de un compañero: “No supervisar a un trabajador; confiar en un compañero que luego fue desleal…”.

No me acuerdo donde, pero supongo que sería en uno de los muchos libros de management que hay, leí la historia de un directivo que fue despedido por tomar una decisión que costó a la compañía alrededor 500.000$. Al poco tiempo, una empresa de la competencia le llamó para hablar de una oportunidad profesional. En una de las conversaciones, el directivo preguntó. – “¿Cómo es que estáis interesados en mi sabiendo que costé a mi antigua compañía medio millón de dolares? La respuesta que obtuvo fue algo así como” Precisamente por eso. Tu antigua empresa te ha pagado un Master de 500.000$ y nosotros lo queremos aprovechar”. Seguro que la historia no era así al 100%, pero ilustra mucho lo importante de fallar y cometer errores para seguiResultado de imagen de michael jordan he fallado más de 9000 tiros en mi carrerar mejorando. Este directivo no volverá a cometer el mismo error que el que hizo perder esa cantidad de dinero. Otro que aún no lo ha cometido, no se sabe.

Si no cometes errores es más porque no te atreves más que al dominio y conocimiento que tienes de una materia determinada, o si me apuras, de la vida misma. Si quieres avanzar; si quieres crecer personal o profesionalmente; atrévete y ponte a prueba a hacer cosas nuevas ; toma decisiones sin tener toda la información, reconoce posteriormente tus errores (que los habrá) y analiza que has aprendido.

Seguro que ya has visto  y leído mil veces la imagen de Jordan diciendo lo importante de fallar para tener éxito. Es por eso, que el vídeo que cuelgo es el del otro “23” que ha inspirado el post.

Anuncios