Líder Nocioni. El alma dentro del alma

Lo reconozco. Cuando fichó el Real Madrid a Nocioni, fui muy escéptico. El juego del Madrid había encontrado por fin un rumbo y una identidad: rápido, ágil y un engranaje que hacía que los resultados llegasen. Introducir una pieza  con más pasado que futuro deportivo hacía que prefiriera otras opciones. Hoy en la semana que anuncia su retirada, desearía que @soyelchapu jugara eternamente, En el Madrid o en cualquier otro equipo.

No sé si al Chapu se le han dado los galones de líder en alguna ocasión. Siempre ha estado rodeado de grandes jugadores de mucha calidad, y cómo él, de mucho coraje. Pero está claro que Nocioni ha generado emociones allá donde ha estado. Es esto lo que se le pide a un líder, sea capitán, entrenador, jefe de un departamento o “simplemente”, un currante en la cancha o en el puesto de trabajo.Resultado de imagen de nocioni fundacion

La profundidad del liderazgo se puede medir en crear cambio en los demás. Ese cambio,puede ser en condiciones favorables como en condiciones complicadas. Estando presente o sin estarlo. Y todo esto es lo que ha conseguido Nocioni. Generar cambio de tendencia en los partidos, generar emociones. Con él en pista y fuera de ella. Muchas veces una mirada, un grito o un gesto de rabia del Chapu en el banquillo ha valido más que 10 puntos anotados. No digamos si eso lo hace dentro de la pista. Sirve para cambiar a sus compañeros, al pabellón y a un país entero que anima. El Chapu ha sido de los líderes sin galones. No los necesita. Arrastra a los que están alrededor donde él quiere. Es humilde y se sabe adaptar a un nuevo rol.  Aunque él apenas haya jugado por decisión táctica, es capaz de salir del banquillo con una sonrisa y/o con rabia para festejar la canasta de un compañero. Es lo que tiene el empuje de la juventud y el Chapu lo asume. Es capaz de demostrar fiereza en el campo para luego hablar con suavidad ante la prensa. Es capaz de sacar una vena gamberra argentina bañándose en Cibeles después de ganar la Euroliga y el MVP con 36 años , como de consolar a un rival al que acaba de ganar en la final de la Copa del Rey.  Porque el Chapu, ha conseguido que dos aficiones opuestas como la del TAU y la del Madrid le sientan como suyo. Qué dos países como Argentina y España disfruten de la garra y la emoción del deporte antes que del resultado de sus enfrentamientos. Jugadores como Nocioni dejan un legado, una identidad, influyen y seguirán influyendo aunque no estén presentes. Como bien dicen en este vídeo de despedida hecho en su país, es el alma dentro del alma.

Anuncios